¡El infierno existe y podríamos ir ahí! (3)

septiembre 24, 2014

infierno (1)fatima1   .

Una Visión del Infierno

.

El viernes 13 de julio de 1917, Nuestra Señora se apareció en Fátima y les habló a los tres pequeños videntes. Nuestra Señora nunca sonrió. ¿Cómo podía sonreír, si en ese día les iba a dar a los niños la visión del Infierno? Ella dijo:

.

“Oren, oren mucho porque muchas almas se van al Infierno”.

.

Nuestra Señora extendió sus manos y de repente los niños vieron un agujero en el suelo.

.

Ese agujero, decía Lucía, era como un mar de fuego en el que se veían almas con forma humana, hombres y mujeres,

.

consumiéndose en el fuego, gritando y llorando desconsoladamente.

.

Lucía decía que los demonios tenían un aspecto horrible como de animales desconocidos.

.

Los niños estaban tan horrorizados que Lucía gritó.

.

Ella estaba tan atemorizada que pensó que moriría.

.

María dijo a los niños:

.

“Ustedes han visto el Infierno a donde los pecadores van cuando no se arrepienten”.

.

Un Dogma Católico más, la existencia del Infierno. El Infierno es eterno. Nuestra Señora dijo:

.

“Cada vez que recen el Rosario, digan después de cada década:

.

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del Infierno,

.

lleva al Cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de Tu misericordia”.

.

María vino a Fátima como profeta del Altísimo para salvar a las almas del Infierno.

.

El patrono de todos los pastores, San Juan María Vianney,

.

solía predicar que el mayor acto de caridad hacia el prójimo era salvar su alma del Infierno.

.

Y el segundo acto de caridad es el aliviar y librar a las almas de los sufrimientos del Purgatorio.

.

Un día en su pequeña iglesia (donde hasta este día se conserva su cuerpo incorrupto),

.

un hombre poseído por el demonio se le acercó a San Juan María Vianney y le dijo:

.

“Te odio, te odio porque arrebataste de mis manos a 85 mil almas”.

.

Eminencias, Excelencias, Sacerdotes, cuando seamos juzgados por Jesús, Jesús nos hará una sola pregunta:

.

“Yo te constituí Sacerdote, Obispo, Cardenal, Papa,

.

¿cuántas almas salvaste del Infierno?

.

San Francisco de Sales, de acuerdo con estadísticas, ha convertido, y probablemente salvado, a más de 75 mil herejes.

.

¿Cuántas almas has salvado tú?

.

Cuando leemos a los Padres de la Iglesia, a los Doctores de la Iglesia y a los santos,

.

uno se estremece ante una realidad:

.

todos ellos enseñaron el Evangelio de Jesús y sobre las Cuatro Postrimerías: Muerte, Juicio, Infierno y Paraíso.

.

Todos han predicado el Dogma Católico del Infierno porque cuando meditamos en el destino de los condenados,

.

no deseamos ir al Infierno.

.

No es mi intención criticar a los Obispos, pero debo confesar esta verdad.

.

En mis 30 años de sacerdocio, es triste reconocer que nunca he visto,

.

ni escuchado, que un Obispo, aún mi Obispo o cualquier otro Obispo,

.

predique el Dogma de la Iglesia Católica Romana sobre el Infierno.

.

Supongo que en sus países o en otros lugares sí lo hacen,

.

pero en Norteamérica no es predicado este Dogma de Fe.

.

Cierto día en una catedral le dije a un Obispo:

.

“Su Excelencia, usted realiza bellas meditaciones sobre el Santo Rosario cada noche por la radio.

.

Esto es hermoso.

.

Pero debo preguntarle,

.

por qué no abrevia un poco su meditación e inserta después de cada decena del Rosario la oración:

.

 ‘Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados,

.

 líbranos del fuego del Infierno,

.

 lleva al Cielo a todas las almas,

.

especialmente a las más necesitadas de Tu misericordia’.

.

¿Por qué se rehúsa decir esta pequeña oración después de cada decena,

.

tal como lo pidió Nuestra Señora de Fátima el 13 de julio de 1917,

.

después de que les había mostrado el Infierno a los tres videntes?”

.

El Obispo me dijo:

.

“Mire, a la gente no le gusta que prediquemos sobre el Infierno,

.

la palabra Infierno les asusta.”

.

No estamos para predicar lo que complazca a las multitudes sino para salvar sus almas del Infierno,

.

para evitar que vayan al Infierno eternamente.

.

Es probable que esta afirmación no sea aceptada por todos los Obispos pero con frecuencia los oigo rezar el Rosario omitiendo esta oración piadosa para salvar almas del Infierno.

. .

Yo creo que esta pequeña oración de Nuestra Señora de Fátima dada a los niños el 13 de julio de 1917,

.

es más poderosa y más placentera a Dios que cualquier meditación por bella que sea,

.

aunque haya sido expresada por un Obispo.

.

Cada uno de nosotros hemos recibido nuestra misión de Dios,

}.

y creo que Jesús y Nuestra Señora desean que mi misión sea que yo predique sobre el Infierno.

.

Por esto es que predico sobre el Infierno.

.

Hay muchas revelaciones que podemos leer en la biografía de las almas privilegiadas.

.

Algunas almas que están en el Infierno han sido obligadas por Dios a hablarnos para ayudarnos a crecer en nuestra fe.

.

Constituye un pecado mortal de omisión el rehusarse a predicar el Dogma Católico sobre el Infierno.

.

Tales almas condenadas han dicho:

.

”Podríamos soportar estar en el Infierno por mil años.

.

Podríamos soportar estar en el Infierno un millón de años,

.

si supiéramos que un día dejaríamos el Infierno”.

.

Amigos míos, debemos meditar, no sólo en el fuego del Infierno,

.

no sólo en la privación de contemplación de Dios,

.

sino también en la eternidad del Infierno.

.

Meditar seriamente frente al Sagrario sobre el Dogma Católico sobre el Infierno.

.

Queridos Obispos, ustedes deben predicar por completo el Evangelio de Jesús,

.

incluyendo la trágica realidad del Infierno eterno.

. . . .

Fuente: Conferencia del Padre Marcel Nault.

 

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *